Información de interés

Drogas - GBH

El gamahidroxibutirato (GHB) es un depresor del sistema nervioso central que ha adquirido popularidad entre las drogas de abuso. Es conocida como la “droga de fiesta” o “droga para la violación”. Se puede conseguir en forma de polvo, líquido o en píldoras.

El GBH es sintetizado naturalmente por el cuerpo: es un precursor inmediato del neurotransmisor GABA que regula el estado de vigilia, la actividad física y el sueño; protege a las células de la falta de oxígeno y también tiene capacidades neuroprotectoras. En 1960, fue sintetizado artificialmente para utilizarlo en estudios del neurotransmisor GABA. Fue utilizado como agente anestésico en algunos tratamientos terapéuticos y por muchos físico culturistas hasta que se prohibió su uso en el 2000. Únicamente, una forma de GBH denominado Xyrem, fue aprobada en EE.UU. para el tratamiento del trastorno de narcolepsia bajo estricta prescripción médica.

Los efectos del GBH tardan 15 minutos en aparecer y duran entre 2 y 3 horas. Generalmente, se ingiere disuelto en agua y en esta forma es muy difícil calcular la dosificación. El GBH actúa en dos sitios a la vez: estimulando los receptores GBH y los GABAB. Es un sedante que provoca una sensación de euforia similar al alcohol, el consumidor se siente feliz, relajado y sociable. A diferencia del alcohol, los consumidores no sienten un malestar al día siguiente sino que hablan de una cierta sensación de frescura y energía. En forma sólida o de polvo, una dosis es baja cuando es de 0,5g a 1g; más de 2g puede inducir un sueño profundo e incluso un coma. A partir de los 4g se produce una sobredosis y más de 8g puede ser una dosis letal.

El GBH puede causar euforia, alucinaciones y delirio. Los primeros síntomas consisten en somnolencia, confusión, hipotonía, cefalea y desequilibrio. También puede causar náuseas y espasmos musculares. En altas dosis puede llegar a causar un coma y alteraciones respiratorias severas. Su uso excesivo agarrota los músculos, provoca convulsiones y colapsos. En caso de ser producido erróneamente, puede llegar a producir quemaduras en la boca. Sin embargo, los efectos de esta sustancia varían de acuerdo al peso corporal de los consumidores y la interacción con otras drogas.

Luego de unas semanas de ingerirlo regularmente, el GBH produce tolerancia y dependencia física. El síndrome de abstinencia del GBH incluye insomnio, ansiedad, angustia, alucinaciones, disforia, sudoración, dolores musculares y de pecho, temblores, sensitividad extrema ante estímulos externos.

Los idolos donan su voz
Marcelo Tinelli Pupi Zanetti Araceli Gonzalez Natalia Oreiro
Adicciones YouTube
Adiccion Facebook
Twitter
Google+

Mas de 5000 personas curaron su adiccion